La bicicleta es una de las actividades físicas más beneficiosas para el cuerpo humano y una que. además, si la hacemos con juicio en las mañanas, nos traerá excelentes beneficios a nuestra vida.

Aquí les mencionamos unos cuantos:

  • Dormirás mucho mejor: cuando sales en la mañana en tu bicicleta tus ojos reciben esos primeros rayos de sol matinal, dándole automáticamente inicio al ritmo circadiano, que es el que se encarga de nuestro sueño. Así el cuerpo se prepara para el día y llegada la noche, ya sabe que es la hora del descanso.
  • Puedes bajarle al café: empezar las mañanas con la bicicleta activa el organismo, mejora los niveles de endorfinas y la circulación, quitando esa sensación de cansancio y malestar, o somnolencia, que a veces tenemos en la mañana, reemplazándola por una de bienestar y energía, que nos libera de tener que buscar bebidas que nos activen.
  • No te preocupas más en el día por el ejercicio: una vez que te haces a una rutina de ejercicios en la mañana, ya tienes libre el resto del día tanto para las obligaciones del trabajo, como para los compromisos sociales o con tu familia que puedas tener al final de la tarde o en la noche, o para irte a casa a descansar, si has tenido un día muy ocupado. Así, empiezas el día, preocupándote y haciendo lo más importante: mejorando tu salud.
  • Estás a la línea: con una buena rutina de bicicleta todas las mañanas, tendrás un cuerpo bien tonificado y sin exceso de peso, que no solo te hará sentir bien con tu apariencia exterior, sino que te sentirás mucho más saludable y activo por dentro.

Así que ya sabes, ¡a empezar el día montado en esa bicicleta!